Las noticias

¿Cuándo va a llegar el buen tiempo?

Estos días de confinamiento, de mirar la lluvia por la ventana y de echar de menos tomar el sol aunque sea haciendo malabarismos en el balcón, una pregunta se repite con insistencia: ¿Cuándo va a hacer buen tiempo?. “Está haciendo un tiempo estupendo de primavera, lluvioso y variable, de libro”, contesta sonriendo Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Sí, pero ¿cuándo va a dejar de llover y van a subir las temperaturas?. “Este fin de semana, no, y en las próximas dos semanas, parece que tampoco”, anuncia el meteorólogo. “La gente espera un tiempo anticiclónico prolongado y temperaturas altas, y eso no suele ocurrir en primavera”, advierte.

Este viernes, continúa situada al oeste de la Península la borrasca que está causado lluvias desde principios de la semana al estar atrapada por dos anticiclones, por lo que seguirá lloviendo en la mitad occidental y el centro peninsular, con mayor intensidad en el sur de Castilla y León y oeste de Galicia. A lo largo del día, las bajas presiones se irán desplazando hacia el este, por lo que los chubascos alcanzarán Andalucía oriental, Murcia y Comunidad Valenciana, donde pueden ir acompañados de barro por el arrastre de polvo africano.

El sábado, “el tiempo revuelto cambia de bando del oeste al este” a causa de la presencia de otra borrasca en el norte de Argelia, a lo que hay que añadir el paso de una vaguada ―una lengua de aire frío en capas altas que causa inestabilidad―. Como resultado, lloverá intensamente en Melilla, Levante y Baleares. Por la tarde, se esperan tormentas fuertes en buena parte del este peninsular.

El domingo lloverá de nuevo, con chubascos puntualmente intensos en el área mediterránea y el Cantábrico. Las lluvias se extenderán al centro, pero serán menos probables cuanto más al oeste del país. El lunes puede seguir lloviendo con intensidad en Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares y, de forma más débil en el norte, este y centro. El martes puede llegar otro frente que dejaría lluvias y un ambiente todavía más fresco.

En cuanto a las temperaturas de cara al fin de semana, “los amigos del calor se van a sentir defraudados”, considera Del Campo. Este viernes varían un poco hacia abajo en el sur y hacia arriba en el norte, el sábado subirán de dos a tres grados; el domingo volverán a bajar; el lunes de nuevo a subir; y el martes a bajar. “A grandes rasgos, los valores serán similares a las de esta semana, pero a partir del martes y durante un día o dos refrescará más, una caída que será mayor, de seis a ocho grados, en la mitad norte”, pronostica.

La predicción mensual de Aemet “apunta al sayo hasta el 3 de mayo”. “Las temperaturas serán frescas para la época salvo en el tercio norte, donde serán normales o ligeramente altas, y en los archipiélagos, donde serán un poco más altas”, explica el experto. El calor no hará acto de presencia hasta pasado el puente, aunque el meteorólogo recuerda que la incertidumbre de los modelos a largo plazo es grande y más todavía, en primavera.

“Parece que a primeros de mayo y hasta mediados los valores serán altos para la época, sobre todo en el norte y el oeste”, indica el portavoz de Aemet. En cuanto a los cielos, se espera “ambiente revuelto, con la semana que viene más lluviosa de lo normal sobre todo en Cataluña, pero también en buena parte del este y el sur peninsular y las islas”. A partir de ahí, no hay una tendencia clara en cuanto a las lluvias.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply