Las noticias

Contra el estigma del aborto

El día que Alba Lorena perdió a su bebé estaba embarazada de cinco meses. Fue un aborto espontáneo, pero la ley es tan restrictiva en El Salvador que fue condenada a 30 años de prisión por “homicidio agravado”. El suyo no es un caso aislado. Según los Juzgados de Paz del país, entre 1998 y 2019 un total de 181 mujeres fueron procesadas por abortos o emergencias obstétricas que provocaron muerte o riesgo de muerte al feto. En El Salvador, uno de los países con leyes más duras del mundo junto con Nicaragua, República Dominicana o Malta, abortar es ilegal en todos los supuestos, incluso en el caso de riesgo de vida para la madre. Y la única salida para mujeres que desean interrumpir un embarazo es la clandestinidad. Cada año tienen lugar en torno a 25 millones de abortos inseguros en el mundo, según cálculos de la Organización Mundial de la Salud, y al menos 22.000 mujeres y jóvenes mueren por ello. El 97% corresponde al sudeste asiático, Latinoamérica y África, donde en muchos casos, al margen de las legislaciones, resulta inaccesible para la mayoría.

Seguir leyendo

Leave a Reply