Las noticias

Consumo advierte de la venta de boquerones en vinagre con anisakis

Una caja del lote de Pescados Medina que contiene el parásito anisakis.Una caja del lote de Pescados Medina que contiene el parásito anisakis.

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la crisis. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

El Ministerio de Consumo ha lanzado una alerta alimentaria por la venta de boquerones en vinagre con anisakis, un parásito que puede provocar alteraciones digestivas y reacciones alérgicas. Se trata de boquerones de la marca Pescados Medina, comercializados en envase de plástico de 250 gramos y con número de lote 270420. El producto, fabricado en Andalucía, ha sido distribuido en establecimientos de Andalucía, Aragón, Cataluña, Islas Canarias, Castilla y León y Madrid y ha causado la intoxicación leve de tres personas.

La alerta procede de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), hasta ahora integrada del Ministerio de Sanidad, pero que el 1 de mayo pasó a depender orgánicamente del departamento que dirige Alberto Garzón. La AESAN ha recibido una notificación de las autoridades de Andalucía relativa a una intoxicación alimentaria asociada a la presencia del parásito. El organismo se la ha transmitido al resto de autonomías a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI) para que procedan a la retirada de los productos afectados de los canales de comercialización.

Según las autoridades andaluzas, se han detectado tres personas afectadas con sintomatología leve. Por ello, se recomienda a los consumidores que tengan en su domicilio el producto implicado en esta alerta que no lo consuman y lo devuelvan al punto de compra, donde deberán reembolsarle la cantidad pagada. El precio del producto ronda los cinco euros. El lote del producto refrigerado tiene como fecha de caducidad el 27 de julio.

El anisakis es un parásito que puede encontrarse en el pescado y en los cefalópodos (calamar, pulpo, sepia…) y provocar alteraciones digestivas —denominadas anisakiasis— y reacciones alérgicas que, en ocasiones, pueden ser graves. La propia AESAN efectúa en su web varias recomendaciones para evitar el parásito, entre ellas comprar el pescado limpio y sin vísceras (sin tripas) y, si las lleva, quitárselas cuanto antes. Además, recuerda que la cocción, fritura, horneado o plancha son preparaciones que destruyen el parásito, cuando se alcanzan los 60 grados de temperatura por lo menos durante un minuto en toda la pieza. La misma regla hay que seguir con los crustáceos (langosta, langostino, bogavante, gamba, camarón, nécora, centollo…), es decir, prepararlos siempre cocidos o a la plancha.

Si se va a preparar el pescado crudo o cocinado a muy baja temperatura, la recomendación principal es congelarlo antes. Para ello, el frigorífico debe poder alcanzar una temperatura de 20 grados bajo cero, y mantener el producto congelado durante al menos cinco días. Esta temperatura solo se alcanza en frigoríficos de tres estrellas o más, por lo que si se trata de una nevera con menos de tres estrellas hay que procurar comprar el pescado ya congelado.

Leave a Reply