Las noticias

Confianza ciega

Una buena amiga me confesó algo que le preocupa en estos tiempos tan preocupantes. Y es el futuro de los relaciones públicas, una especie endémica en las grandes capitales hasta que llegó el confinamiento. Muchos depositaban en ellos una confianza ciega para mejorar su forma de promocionarse. Hacían del abrazo, el beso y el apretón de manos un cóctel con el que sellaban un buen negocio. La preocupación de mi amiga es que “ya no te podrás besar, cariño, ni para saludarte ni para despedirte. Tampoco se podrán celebrar fiestas. Si las haces clandestinas, el vecino te puede delatar y te multan. No…

Leave a Reply