Las noticias

Comporta, el escondite de moda de los famosos este verano

Una playa portuguesa que se extiende ininterrumpidamente a lo largo de 60 kilómetros en un suave trazo de compás se ha consolidado como el nuevo centro del turismo más exclusivo de Europa. En medio de esta paradisiaca línea costera de arenas blancas y aguas cristalinas que alberga varios de los últimos rincones vírgenes del litoral atlántico europeo, la localidad de Comporta se lleva todas las miradas. Conocida por el mote de Los Hamptons de Portugal (está a hora y cuarto en coche de Lisboa, a semejanza del lugar de veraneo de lujo neoyorkino, que queda a dos horas de Manhattan), Comporta ha pasado en menos de tres décadas del anonimato absoluto a recibir asiduamente la visita de personajes como Madonna, el diseñador de zapatos Christian Louboutin, el entrenador José Mourinho, la cantante Carla Bruni y su esposo, el expresidente francés Nicolas Sarkozy, así como, más recientemente, la diseñadora Vicky Martín Berrocal y la socialité Tamara Falcó.

La condesa y empresaria italiana Noemi Marone Cinzano sintetizó en una entrevista uno de los mayores encantos de este paraje: “He viajado toda mi vida y nunca había visto un lugar en Europa que estuviera todavía intacto”.

Los Espírito Santo, una poderosa familia de banqueros venida a menos la década pasada tras un colosal escándalo de corrupción, compraron los terrenos en los que se asienta Comporta en los años cincuenta. En los noventa, empezaron a invitar a celebridades amigas y a venderles algunas parcelas. Con el colapso de su imperio, en 2014, la atomización de la zona se aceleró, aunque las leyes ambientales —que prohíben, entre otros, las construcciones a menos de 500 metros de la playa— han frenado la urbanización de la costa. En el camino, una especie de boca a boca entre las celebridades ha hecho de este un santuario de exclusividad y sofisticación que a diferencia de destinos como Ibiza o la Costa Azul tiene la ventaja de ofrecer muchísima más privacidad.

El resultado de las regulaciones ha sido que el carácter auténtico y montaraz de la región se ha mantenido. De un solo vistazo, sus kilómetros de dunas, sus aldeas apacibles, y una fauna que incluye garzas, delfines y flamencos dan la impresión a sus visitantes de estar en un lugar más recóndito y secreto. Pocos lugares en Europa —Sanlúcar de Barrameda es otro de ellos— sirven de cuadro más natural a los paseos a caballo por la playa que Comporta. Este verano se ha puesto a cabalgar la actriz portuguesa Margarida Corceiro, que a los lectores españoles les sonará más familiar desde la llegada de su pareja, João Félix, al Atlético de Madrid. Madonna, residente en Portugal hasta principios de este año, ya lo había hecho. En un vídeo de 2018 con un título redundante (“Esto es el paraíso”) se le veía montar acompañada por la costa.

Una casa de tres habitaciones en esta zona cuesta alrededor de 1,5 millones de euros. El alquiler de una cabaña de lujo oscila entre los 600 y los 4.000 euros la noche. Este verano el exclusivo destino recibió la visita de la diseñadora española Vicky Martín Berrocal, quien por lo demás se ha mudado este año al país vecino para vivir con su novio, el influyente empresario portugués João Viegas Soares. “Si el tiempo lo pone a uno en su lugar… a mí que me deje donde estoy”, escribió la empresaria en su cuenta de Instagram en el comentario que acompaña una foto en la que se le ve descansando en una hamaca en Comporta. La diseñadora publicó una veintena de instantáneas de sus vacaciones que traslucen tranquilidad y que podrían ir a parar a un álbum titulado a la manera que eligieron los editores en español de una de las obras del novelista británico Thomas Hardy: “Lejos del mundanal ruido”.

Otra visitante famosa de la región esta temporada ha sido la más reciente ganadora de MasterChef Celebrity, Tamara Falcó. La influencer no fue tan pródiga en fotos como Berrocal y, de hecho, publicó apenas una en la que solo se ve un acogedor espacio del hotel y complejo residencial en el que se hospedó, Quinta da Comporta. Este hotel boutique tiene un espectacular spa y una exclusiva piscina climatizada al aire libre con vistas a unos cuidados arrozales, así como otras más pequeñas de uso privado instaladas en algunas habitaciones. Se ha impuesto como uno de los alojamientos de moda en el país por la combinación de los factores que han impulsado esta región al centro del turismo de lujo: elegancia y naturaleza en su estado más puro.

El éxito de la región amenaza, no obstante, con hacerle perder un poco de su encanto. Ya hay turistas entre los más exigentes que buscan más al sur, en la localidad de Melides, lugares que no están tan de moda. La vida nocturna de Comporta ya es mucho más animada de lo que un día fue y la proliferación de automóviles de alta gama, así como la apertura de restaurantes, bares y galerías son señales inequívocas de que su proceso de popularización es irreversible.

Leave a Reply