Las noticias

Cómo explicar la distancia de seguridad a los niños menores de seis años

Durante estos casi tres meses que se alarga el estado de alarma, se han llevado a la práctica diversas medidas preventivas para preservar la seguridad física y personal de los ciudadanos. Los niños han sido partícipes de todo ello. “Nos han dado una lección importante. Asumen mucho mejor las normas que los adultos y se adaptan mejor a las situaciones, siempre y cuando no se encuentren solos en el proceso”, asegura Elena Piñeiro Reiriz, psicóloga.

MÁS INFORMACIÓN

Padres e hijos han mantenido conversaciones centradas en lograr que el niño comprendiese la responsabilidad necesaria para evitar el contagio. Algunas de las recomendaciones sanitarias se enfocan en procurar la distancia de seguridad de dos metros con el resto de personas –el nuevo decreto ley, esta distancia será de 1,5 metros–, comenzando por familiares y amigos. Piñeiro Reiriz subraya la importancia de ser modelos de los hijos y destaca la incongruencia al explicarle al niño la importancia de mantener dicha separación frente a lo que se observa en las calles: “Resulta preocupante ver tantas personas riéndose y brindando en terrazas de bares abarrotadas. El cambio y el respeto deben reflejarse primero en los adultos”, manifiesta la profesional.

La necesidad del juego en niños pequeños

No es fácil que niños pequeños, sociables, dinámicos y alegres interioricen tan rápida y fácilmente un estilo de vida alejado de su realidad. Sin embargo, como padres, se les puede guiar del modo más pedagógico y natural, sin privarles del juego y cuidando que no se acerquen a otras personas.

“Con los niños más pequeños, de cero a tres años, somos los padres los que debemos estar atentos y desinfectar todo lo que fuese necesario, porque a ellos les costará comprender lo que ocurre”, sostiene la psicóloga Elena Piñeiro Reiriz. Ciertamente el niño necesita jugar y en estos momentos hacerlo con garantías. “Cada niño se desarrolla a su ritmo, lo complejo empieza alrededor de los dos años, cuando empiezan a juntarse con otros y no son capaces de controlar el tema de la separación”, añade la pedagoga Lúa Branca Díaz Pérez.

Por el contrario, los menores de tres a seis años son más conscientes de lo que ocurre. A continuación, Piñeiro Reiriz refiere una serie de recomendaciones para estos pequeños:

  • Los padres deben estar serenos ante las medidas implantadas, bien sea la desinfección, el uso de mascarilla y la distancia de seguridad. Lo más probable es que para los niños se haya convertido en algo habitual y casi normal. Sí se les debe explicar que es algo temporal.

  • Es recomendable no enfadarse con la situación, ni lamentarse en casa delante de ellos sobre lo complicado que resulta este cambio de hábitos. Lo más acertado es resaltar datos positivos.

  • Previo momento de salir a la calle se les debe explicar que al encontrarse con alguien es necesario guardar distancia. Puede inventarse un saludo especial para los amigos a modo de contraseña, en el caso de coincidir con ellos. Pero no besarse, ni abrazarse.

  • Para jugar con más niños van a necesitar la mediación de un adulto que los guíe y acompañe. Se puede optar por juguetes de uso personal como la bicicleta o los patines o pasear y contar cuentos.

  • Seguir haciendo hábito de las videollamadas para mantener el contacto con algunos familiares y amigos, aunque no sea de un modo físico. “Hay que dejar claro que la distancia física no implica distancia social. Podemos socializar por otras vías. Ya sabemos que no es conveniente el uso de dispositivos móviles o tablets a edades tempranas, pero la situación es excepcional y la tecnología en este caso puede ayudar”, amplia Lúa Branca.

  • Y no debemos olvidar destacar el buen hacer del niño y que escuche palabras de aliento y comprensión. La pedagoga aporta nuevamente a esta recomendación de la psicóloga que, como padres, el mejor regalo a los niños es tiempo de calidad con ellos. “Podemos alegrar sus días conformando el más fuerte de los equipos, descubriendo y disfrutando lo que la naturaleza nos regala. Los niños han hecho todo estupendamente y debemos quedarnos con el aprendizaje que esto nos deja a todos”, asegura Díaz Pérez.

Y en la vuelta a clase…

La Organización Mundial de la Salud pone de relieve importantes puntos y entre ellos destaca la importancia de la distancia espacial en aulas, comedor y patio. Por su parte, los Ministerios de Sanidad y Educación, 10 de junio de 2020, elaboran un documento base a los centros educativos para el curso 2020-2021, primando actuaciones de higiene y prevención ante posibles casos de contagio en grupos de máximo 15, máximo 20 personas.

Elena Piñeiro Reiriz, psicóloga, refiere que en función de estas medidas existe inquietud por parte de los padres. “Los niños tendrán que enfrentarse a nuevas normas y esto les afectará a nivel psicológico pese a que logren interiorizarlo con el tiempo. Resulta positivo que los niños que cursen hasta 4º de Primaria puedan establecerse en grupos estables para socializar, sin necesidad de mantener la distancia interpersonal. Todo resultará nuevo para ellos y les causará más tensión. Resultan muy necesarias la prevención, reparación y sostenimiento ante esa nueva realidad”, asevera Elena.

Asimismo, defiende que se tenga más en cuenta el desarrollo integral del niño. “Las medidas de los Ministerios de Sanidad y Educación reflejan medidas que se enfocan a la prevención, la limpieza y gestión de posibles casos. Hay que seguir trabajando para observar los convenientes resultados en la práctica tanto en lo que concierne a la salud física y socio-emocional de los niños y sus familias”, expone Piñeiro Reiriz. “Adultos y niños debemos seguir concienciados y hacer bien las cosas, evitando sumirnos en el miedo y la negatividad. El olvido no puede llegar así de rápido para que nuevamente ocurra lo peor”, expone como broche final la pedagoga Lúa Branca.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply