Internacional

China amenaza a EE UU con represalias por una nueva ley sobre Taiwán

Taiwán se ha convertido este viernes en el último motivo de fricción entre China y Estados Unidos, dos países cada vez más en desacuerdo. Después de que el presidente de EE UU, Donald Trump, firmara una ley que exige a su país aportar un mayor apoyo internacional a la isla, Pekín ha amenazado con represalias si la medida llega a aplicarse en algún momento. Mediante la nueva ley, que ha recibido amplio respaldo en el Congreso tanto entre republicanos como demócratas, el Departamento de Estado de EE UU tendrá que informar regularmente al Capitolio de sus pasos para fortalecer las relaciones internacionales de Taiwán, la isla autogobernada que China considera parte de su territorio y con la que Washington mantiene intensos lazos, aunque no relaciones diplomáticas formales.

El roce entre los dos países llega en momentos de tensión entre ambos debido a la gestión de la Covid-19 y reproches mutuos en torno a la manera de referirse al virus -“virus chino”, lo ha llamado el presidente Donald Trump- y su origen. Pekín insiste en que, aunque los primeros casos se detectaron en la ciudad china de Wuhan, “no necesariamente” la transmisión al ser humano comenzó allí. Un portavoz de Pekín llegó a sugerir que el patógeno podría tener origen estadounidense.

En una conversación telefónica entre Xi Jinping y Trump precisamente este viernes, el presidente chino lanzó un llamamiento al inquilino de la Casa Blanca a la unidad frente al coronavirus, que ya ha infectado a más de medio millón de personas en el mundo y ha causado la muerte a más de 23.000.

La medida que ha provocado el nuevo roce, denominada Ley de Iniciativa para la Protección Internacional y Mejora de los Aliados de Taiwán también obliga a EE UU a “alterar” su relación con los países que perjudiquen la seguridad o la prosperidad de Taiwán.

En la rueda de prensa diaria del Ministerio de Exteriores chino, el portavoz Geng Zhuang acusó a Estados Unidos de injerir de manera “burda” en los asuntos internos chinos con esta ley, que consideró que viola el Derecho Internacional y puede impedir que otros países desarrollen una relación normal con Pekín.

“Instamos a Estados Unidos a corregir sus errores, no poner en marcha esa ley u obstruir el desarrollo de relaciones entre otros países y China”, indicó Geng. “De otro modo, encontrará inevitablemente una respuesta decidida de China”, agregó el portavoz, que no aportó más detalles.

La isla, un Estado de hecho, mantiene relaciones diplomáticas con una quincena de países. Desde la llegada al poder en 2016 de la presidenta Tsai Ing-wen -reelegida este año-, acusa a Pekín de intentar arrebatarle estos aliados, la mayoría de ellos en América Latina o naciones isleñas del Pacífico, además del Vaticano. En las últimas semanas, cuando ha empezado a quedar controlada la epidemia de coronavirus en China, donde se detectaron los primeros casos, el Ejército chino ha intensificado sus maniobras militares en torno a la isla. China nunca ha renunciado a la fuerza como medio para lograr la unificación.

Leave a Reply