Lo último

Cerdeña, el otro Mediterráneo

Sin embargo, sería un desperdicio viajar a la isla y limitarse al sol y la playa. Cerdeña tiene una cultura propia muy diferente a la de la Italia continental. La lengua, las tradiciones y la gastronomía sardas están aún muy presentes en el día a día. La civilización nurágica de la Edad del Bronce dejó un reguero de construcciones megalíticas por toda la isla, las nuragas, a las que los sardos llaman “tumbas de gigantes”. Luego llegaron los fenicios, los cartagineses, los romanos… dejando sus huellas también.

Acabo de estar en Cerdeña, deambulando entre sus calas, acantilados, pueblos y bosques de alcornoques con un coche de alquiler. Y he resumido la experiencia en este vídeo de apenas cuatro minutos.   

Leave a Reply