Las noticias

Cerca de 100 premios nacionales exigen al Gobierno medidas para el sector cultural

La cultura no es un lujo, pero tampoco es gratis. Por eso y por los peligros que la cercan en medio y después de esta crisis, pese al anuncio de esta semana del Gobierno de tratar de paliar las especificidades del sector, alrededor de 100 premios nacionales de todas las disciplinas -95 exactamente- han firmado una carta en la que exigen medidas concretas, urgentes y decididas al Estado y una estrategia de liderazgo con todas las administraciones desde el ministerio que dirige José Manuel Rodríguez Uribes.

Pinche aquí para leer la carta

La iniciativa ha partido del mundo de la música, concretamente de Cibrán Sierra, miembro del Cuarteto Quiroga, que ha redactado la carta a la que se han adherido en esta semana una lista considerable de galardonados con el premio que concede precisamente cada año el ministerio de Cultura. Intérpretes, compositores, cineastas, profesionales de la danza y el teatro, escritores y periodistas culturales exigen actuaciones rápidas y a poder ser con cifras, acordes con las medidas que han anunciado ya varios países europeos.

Los firmantes (Pedro Almodóvar, Antonio Canales, Santiago Auserón, Marisa Paredes, Almudena Grandes, Antonio Muñoz Molina, Alberto Corazón, Miguel del Arco, José Luis Gómez, Elvira Lindo, Martirio, Jordi Savall o Josefina Molina, entre otros) son sensibles ante la situación y no buscan que se les trate con privilegios. “Los profesionales del mundo de la cultura somos perfectamente conscientes del estado de emergencia sanitaria y social que esta pandemia está provocando en nuestra sociedad. Nunca hemos querido, ni mucho menos, que se antepongan las necesidades de nuestro sector a las de ningún otro, y no lo queremos ahora que tantos se juegan valientemente la vida por la salud de los demás. Hoy, más que nunca, lo primero es indiscutiblemente lo primero”.

Pero la pandemia pasará. Y la preocupación lleva al colectivo a que se tomen medidas para no dejarles atrás, como apunta la carta a la que ha tenido acceso EL PAÍS. “Lo que sí es pertinente demandar es que la cultura y sus trabajadores no sean relegados a la anécdota política, degradando a la categoría de ornamental una actividad que es socioeconómicamente estructural y –estos días especialmente– humanamente imprescindible. Por ello, es fundamental que gobierno central, comunidades autónomas y ayuntamientos asuman sus responsabilidades, actúen coordinadamente y no se queden esperando a un día después”.

En ese sentido, los firmantes demandan medidas similares a las que ya se han anunciado en varios países europeos. “Las cerca de un millón de familias que en este país viven y comen directamente de las industrias culturales, más que sus aplausos, sus artículos de prensa, sus tuits y sus recomendaciones, lo que necesitan es que ustedes se pongan manos a la obra”, aseguran. “Y, si bien es cierto que el Ministerio de Cultura ha comenzado a dar, tras semanas de preocupante inacción, las primeras señales de reconocer, con algunas medidas, que las industrias culturales de este país necesitan un tratamiento específico y una consideración en pie de igualdad con otros sectores productivos (representan un 3,2% del PIB, su aportación al VAB [Valor Agregado Bruto] es del 3,4% y condicionan entre el 15%-20% de los movimientos turísticos), lo evidente es que muchos ayuntamientos y comunidades autónomas —que manejan un enorme porcentaje del presupuesto público para la cultura— permanecen prácticamente inactivos y que, verdaderamente, aún estamos a años luz de nuestros vecinos europeos”.

En ese sentido apuntan a casos como el de Portugal, Italia, Francia y Alemania, además del Reino Unido, ya oficialmente fuera de la UE. No todos llegan a los 50.000 millones de euros que tiene previsto liberar Alemania, pero oscilan entre los 130 de los italianos o los 160 millones de libras dispuestos por Londres a través del Arts Council.

Hoy viernes harán llegar la carta al Ministerio de Cultura. La fuerza de inicio son los premios nacionales que han estampado su firma, pero una vez dada a conocer, invitan a que se adhiera todo aquel que lo desee dentro del sector. Los firmantes no apelan solo al Gobierno central, pero sí le piden que lidere una estrategia conjunta con el resto de administraciones: “Como responsables institucionales del tejido cultural, escuchen y sigan las recomendaciones de los profesionales —que siempre estaremos a su entera disposición para contribuir generosa y constructivamente en la medida de nuestras posibilidades—, reúnanse con sus homólogos europeos, estudien la aplicación de sus propuestas, habiliten espacios de colaboración institucional entre los diferentes niveles de la administración y profundicen en su acción, tomando medidas más valientes, de auténtico calado estructural”, proponen.

Ni más ni menos, “transformar las palabras en hechos”, escriben. “Las crisis hacen emerger a los verdaderos líderes y retratan a quienes decidieron esconderse ante la adversidad. Ejerzan pues su liderazgo en el ámbito cultural, que es, en democracia, el liderazgo que los ciudadanos les hemos encomendado, y no defrauden nuestra confianza e hipotequen el futuro de toda la ciudadanía”.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Leave a Reply