Las noticias

Celia Villalobos, del Congreso a los fogones de ‘MasterChef’

El puchero es uno de los platos más reconocidos de la gastronomía andaluza. A base de verduras y, generalmente, carne de pollo y ternera, su aroma inunda buena parte de los pueblos de la región durante el invierno. Todas las amas de casa de Andalucía saben sus secretos, que suelen pasar por añadir huesos salados y añejos. Por eso se asustaron tanto cuando, en 2001, Celia Villalobos les recomendó no usar hueso de vaca e incluso tirar los que tuvieran en el frigorífico para completar el guiso. La malagueña era entonces ministra de Sanidad y la enfermedad de las vacas locas era aún incipiente. Saltó la polémica. Y Villalobos tuvo que rectificar, pero casi dos décadas después va a tener la oportunidad de ofrecer su propia receta del puchero a toda España desde las cocinas de MasterChef Celebrity, que la ha anunciado como concursante para su quinta edición.

“La verdad es que me encanta que hayan querido contar conmigo en el programa” explicaba la exalcaldesa de Málaga y exministra de Sanidad en el vídeo con el que Televisión Española anunciaba, esta mañana, su participación. Será ahora el momento de demostrarlo y, por qué no, ofrecer algunas recetas locales para seguir sacando a pasear el amor por su tierra como siempre ha hecho. Un gazpachuelo, una berza malagueña, una porra antequerana, en ajoblanco o, por qué no, alguna versión del campero malagueño son algunas de sus múltiples opciones. Probablemente los jueces del programa -Jordi Cruz, Samantha Villar y Pepe Rodríguez- le exijan algo más si quiere ser la sucesora de Tamara Falcó como ganadora del concurso. “Estoy convencida de que voy a aprender muchísimas cosas que no sé: cocina moderna, organizarme en la cocina… me va a encantar”, subrayaba ayer la nueva concursante.

Con 71 años recién cumplidos, Celia Villalobos está casada con Pedro Arriola -colaborador tanto de José María Aznar como de Mariano Rajoy- que se jubiló al tiempo que ella anunciaba su retirada política ante las cámaras de ‘Espejo Público. Genio y figura, siempre ha sabido hacerse notar allá donde ha estado. Y ha estado en muchos sitios, porque sus 33 años de carrera política han dado mucho juego. Ya fuese para gritar a su chófer a la salida del Congreso de los Diputados o jugar al Candy Crash en el hemiciclo mientras Rajoy se dirigía al resto de diputadas y diputados. Ahora tendrá una nueva oportunidad para generar frases célebres junto al elenco que Televisión Española está anunciando por capítulos. Y que, seguro, les va a dar juego. “Me apetece muchísimo estar con los compañeros con los que voy a compartir el programa”, afirma Villaobos.

Una vida entre cámaras

Entre los nombres ya conocidos están el de Raquel Sánchez Silva, La Terremoto de Alcorcón, Gonzalo Miró, Florentino Fernández, David Fernández, Juan José Ballesta, Josie, Juan José Ballesta, Raquel Meroño y Melani Olivares. Todos los participantes se mueven como pez en el agua en televisión. Incluida Villalobos, que lleva toda su vida pública llevándose bien con las cámaras. Lo hacía en los años 90 junto a Jesús Hermida en Antena 3, y lo hace ahora en ‘A partir de hoy’ en Televisión Española de la mano de Máxim Huerta -con el que a veces ha hecho bromas de su fugaz paso por el Gobierno de Pedro Sánchez- tras pasar por ‘Espejo Público’.

Es capaz de opinar de cualquier cosa. Siempre con un estilo propio, marcado por una fuerte personalidad que no se achanta ante nada. Habla de cualquier cosa. Ya sea de Pablo Casado, el machismo de su partido, el pin parental o el sexo durante la campaña electoral. No le importa interrumpir a los tertulianos con los que debate. Y siempre busca dar si opinión independientemente de que se equivoque en detalles. Como ocurrió con el supuesto peligro de los huesos de vaca que su compañero Miguel Arias Cañete -entonces ministro de Agricultura en el gobierno de Aznar- tuvo que salir a desmentir.

Quizá tenga que agachar la cabeza cuando presente sus platos en las cocinas de Masterchef para escuchar el veredicto de los jueces. En su nuevo plató deberá demostrar esa cocina tradicional que maneja e ir un poco más allá. Buena ocasión para convencer a los chefs, por ejemplo, con la cocina de aprovechamiento tan enraizada en Andalucía. Quizá usando la pringá del puchero para unas croquetas, una ropa vieja, una empanada, unos tacos mexicanos o algún invento propio. Con Celia Villalobos al volante, nunca se sabe.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply