Lo último

Cedan, por favor

Una catástrofe natural como esta saca a la luz la parte más loable de las personas, pero también la más miserable. La incertidumbre, el desconocimiento y nuestro estado emocional nos ponen en el filo de la navaja y es comprensible, pues somos humanos y así nos manifestamos. Pero no es entendible la actitud de los políticos, que no se ponen incondicionalmente a sumar. Políticos buscando culpables en sus homónimos, países culpando a la OMS de imprevisiones, insolidaridad del norte con el sur, presidentes intentando sacar rentabilidad política de esta debilidad, etcétera. Es triste ver la incapacidad y la miseria de aquellos que elegimos para que rijan nuestros destinos.

José Manuel García. El Ejido (Almería)


Da igual quién tiene más razón, los políticos tienen derecho a pensar que el otro se equivoca mucho más, pero deben ceder, hacer lo posible para un acuerdo de verdad, aunque crean que han cedido más que el otro líder. No se puede salir de esta situación de una manera aceptable y digna si no ceden de buena fe y contribuyen a un discurso racional que acompañe el esfuerzo colectivo. Por favor, piensen en lo que nos estamos jugando y en la tragedia que estamos viviendo.

José Miguel Collefors Martínez. Madrid


En esta cruel pandemia, intelectuales, políticos y medios deberíamos construir un discurso sanador, solidario con el esfuerzo titánico de científicos y sanitarios. Un discurso que no hiera más, sino que ayude a cicatrizar heridas que algunos partidos políticos se obstinan en infectar. Es un tiempo para recuperar la salud, física, psicológica y económica, no para buscar la muerte política del rival ni para dinamitar la cohesión social, tan esencial.

Carmen Mata Barreiro. Madrid


Cayetana Álvarez de Toledo escribió en este diario que España tiene que hacerse responsable de sí misma, pero la pregunta es ¿quién se hace responsable de los españoles? Los políticos, que han sido elegidos para representar a los ciudadanos. La representación conlleva diálogo y acuerdo. Las tribunas en los periódicos son un altavoz muy válido, pero ahora es una mesa el lugar perfecto para que se encuentren los que nos dirigen. Antes de levantarse hay que sentarse.

Javier Cobos Sabaté. Madrid

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply