Lo último

Caruana y Vachier-Lagrave se suman a Ding en cabeza

Los cuatro jugadores que han mostrado más consistencia psicológica en los últimos años son los vencedores de la ronda inaugural del Magnus Carlsen International, un torneo digital que ocho estrellas disputan en Chess24. El estadounidense Fabiano Caruana y el francés Maxime Vachier-Lagrave se han impuesto al ruso Ian Niepómniachi (2,5-1,5) y el neerlandés Anish Giri (3-1), respectivamente. Ambos comparten la cabeza con el chino Liren Ding, por delante del campeón del mundo, quien se medirá en la segunda al iraní Alireza Firouzja, de 16 años.

Los astros del ajedrez están muy acostumbrados a jugar partidas rápidas en internet, pero nunca se habían enfrentado a través de la red en un torneo tan duro como este, con una liga de todos contra todos en la primera fase (los cuatro primeros pasarán a semifinales) al ritmo de 15 minutos iniciales más diez segundos tras cada movimiento. Y ya hay varios indicios de que algunos tienen dificultades para rendir al máximo en tal situación.

“Creo que nunca jugaré partidas lentas por internet, no podría hacerlo bien. No es lo mismo sentir a tu rival frente a ti que verlo por una pantalla”, explicó Caruana tras doblegar a Ian Niepómniachi en la cuarta partida del duelo, después de tres empates. Pero, en realidad, fue el ruso quien dio claras muestras de inestabilidad nerviosa: desperdició ventajas netas en las dos primeras y omitió una jugada importante en la apertura de la última, lo que le llevó a sufrir hasta la derrota. Nada que ver con el Niepómniachi que dominó las seis primeras rondas del reciente Torneo de Candidatos en Yekaterimburgo (Rusia), antes de perder la 7ª ante Vachier-Lagrave en la víspera de la suspensión del certamen por el coronavirus.

El francés se ha impuesto con sorprendente facilidad a Giri, un jugador que defrauda con exasperante frecuencia a los admiradores de su enorme talento. Normalmente, desde hace años, lo hace por su aversión al riesgo, incluso en posiciones muy ventajosas. Pero hoy simplemente ha jugado, como Niepómniachi, “unos dos escalones por debajo de su nivel”, en una frase muy ilustrativa del octacampeón del Rusia, Péter Svídler, durante sus comentarios en directo para Chess24.

La segunda jornada ha tenido momentos de interés, pero muchos menos que la primera. Es muy probable que la emoción a raudales vuelva este lunes con el duelo de genios Carlsen-Firouzja (el otro será Nakamura-Giri). El iraní ha infligido dos derrotas al noruego en los últimos días: 103,5-90,5 (partidas de un minuto por bando en Lichess) y 8,5-7,5 (de unos cinco, en Chess.com). En enero, Carlsen batió con claridad al joven persa en una partida lenta del Festival Tata de Wijk aan Zee (Países Bajos). El ritmo del torneo actual es un punto intermedio entre el clásico y la locura de las partidas de un minuto, que para muchos no son ajedrez serio. El campeón del mundo suele encajar muy mal las derrotas, a las que no está acostumbrado. Su hambre de victoria está garantizada, pero necesitará secar el inmenso talento del iraní, evitando sobre todo las posiciones muy agudas y buscando las más técnicas, donde Firouzja todavía hace agua, a veces.

Clasificación (las victorias sin desempate dan tres puntos; con desempate, dos): 1º-3º Ding, Caruana y Vachier-Lagrave 3 puntos; 4º Carlsen 2; 5º Nakamura 1; 6º-8º Firouzja, Niepómniachi y Giri, 0. Las partidas se juegan cada día a las 16.00 en Madrid, 11.00 en Buenos Aires, 09.00 en Bogotá y Ciudad de México.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply