Lo último

Carlsen da un golpe de autoridad

El choque entre los dos mejores del mundo defraudó esta vez porque Magnus Carlsen se impuso con relativa facilidad a Fabiano Caruana (3-1) tras ganar las dos primeras partidas. El otro duelo fue muy extraño: Alireza Firouzja, de 16 años, tenía una posición ganadora frente a Hikaru Nakamura en el primer asalto cuando un fallo técnico interrumpió la partida, declarada tablas. El iraní perdió por 3,5-0,5. Carlsen y Nakamura se destacan tras la primera mitad de la tercera ronda en el torneo por internet Magnus Carlsen Invitational, de Chess24.

Cabe preguntarse hasta qué punto influyó la diferencia horaria en el rendimiento de Caruana en el momento clave del asalto inicial, pero el alto rendimiento de Carlsen está fuera de toda duda. Cuando empezó el combate (16.00 en Oslo) eran las 09.00 en San Luis (estado de Misuri), donde vive el estadounidense. Una hora que casi todos los ajedrecistas califican de pésima para jugar porque acostumbran a acostarse muy tarde.

El noruego adoptó, con las piezas negras, una apertura de muy alto riesgo. En términos tenísticos era como si jugase exclusivamente desde el fondo de la pista, permitiendo que el rival subiera a la red a su antojo. Caruana aprovechó muy bien su gran espacio para maniobrar, sacrificó una torre por un alfil y estuvo muy cerca de someter al campeón con una camisa de fuerza. Pero justo en ese momento fue impreciso, y a partir de ahí Carlsen no tuvo piedad y se impuso de manera muy espectacular.

Ese tipo de derrotas suelen dejar secuelas psicológicas, incluso en alguien tan resiliente como Caruana, quien perdió también la segunda partida, en la que fue víctima de una impresionante exhibición técnica de Carlsen. Con 2-0 en el marcador, el escandinavo arriesgó mucho otra vez con negras en la tercera, y luego tuvo que emplearse a fondo para arrancar el empate, que se repitió en la cuarta, la menos interesante.

Todo indica que el desenlace del asalto inicial fue muy determinante en el otro duelo. Firouzja, con blancas, jugó extraordinariamente bien una variante de moda del Gambito de Dama hasta que logró una posición ganadora en teoría. Sin embargo, estaba apurado de tiempo, y su victoria requería un juego preciso. Justo ahí, cuando Nakamura empleaba su último cartucho en forma de jaques, hubo un fallo técnico en la conexión del iraní, que vive en Francia. La organización no aclaró si el problema se debía a Chess24 o al servidor de Firouzja. Tras una hora de discusiones privadas, se anunció que la partida había terminado en tablas.

Con su desparpajo habitual -pero esta vez quizá excesivo-, Firouzja entró con negras en la segunda partida en una variante que el estadounidense conoce al dedillo desde hace muchos años y, si bien logró una posición sostenible, terminó perdiendo. A continuación, repitió en la tercera la variante de la primera, y volvió a lograr una posición ganadora con un juego brillante, pero cometió un error grave bajo la presión del reloj, y perdió otra vez. Totalmente desquiciado, el iraní jugó muy mal la cuarta, y se rindió tras solo 17 movimientos.

Clasificación (las victorias sin desempate dan tres puntos; con desempate, dos): 1º Carlsen 8 puntos (en tres rondas); 2º Nakamura 7 (tres); 3º Caruana 5 (dos); 4º-5º Ding y Vachier-Lagrave 4 (dos); 6º Niepómniachi 2 (dos); 7º Giri 0 (dos); 8º Firouzja 0 (tres). Las partidas se juegan cada día hasta el 3 de mayo a las 16.00 en Madrid, 11.00 en Buenos Aires, 09.00 en Bogotá y Ciudad de México.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply