Deportes

Campaña y Morales se deshacen de un blando Osasuna

José Campaña se divirtió este domingo en el patio de recreo de Osasuna. El Sadar, reformado, se estrenó en LaLiga como escenario de la coreografía del estiloso mediocentro granota, uno de los mejores del campeonato. El fútbol de seda del andaluz y la velocidad de crucero de Morales lideraron al Levante y desplomaron al bloque rojillo, endeble en defensa. Los granota, que rindieron como bloque, ganaron 1-3, pese a errar un penalti, y rozaron la goleada.

En el ojo del huracán de una exagerada polémica ante la posibilidad de una salida del cuadro granota antes del cierre del mercado el próximo 5 de octubre, Campaña, partiendo desde la derecha, pero con libertad de movimientos para moverse por todo el eje de ataque, siguió trazando envenenadas diagonales con el balón, jugando en largo, y filtrando pases en corto para alimentar a Morales, Bardhi o Melero. Ajeno a todo el zumbido a su alrededor, el comportamiento del mediocentro andaluz sigue siendo profesional. Campaña saldrá para mejorar si llega alguna oferta importante para él y para el club, pero si se queda seguirá siendo feliz moviendo su bigote de mosquetero en el pequeño barrio de Orriols, donde su juego es un lujo. En El Sadar recuperó su fútbol exquisito. Su influencia en el partido fue enorme. Y la maniobra que dio paso al gol de Roger fue magnífica.

Osasuna, siempre batallador, siempre incómodo, siempre intenso, perdió la pelota en el centro del campo. Empezó intimidando, pero no pasó de ahí. Roberto Torres metió un balón incómodo a la espalda de los centrales granota que Adrián remató de forma poco ortodoxa con el exterior de su pie derecho mientras caía. Vezo despejó con Aitor batido. El talentoso Rubén García apenas apareció en el partido porque Vukcevic y Malsa, con el auxilio de Melero contuvieron su juego. Malsa, mediocentro francés que juega para la isla de Martinica y proviene del Mirandés, se estrenó en el once tras una accidentada pretemporada por culpa del covid-19. Su debut fue óptimo.

Dominado y sin catar la pelota, Osasuna tiró de manual y marcó primero antes del temporal que le iba a caer encima. Calleri bajó del cielo un balón largo, lo recogió Adrián, que con una filigrana lo entregó a Roberto Torres; el zurdo disparó y marcó pese a la estirada de Aitor, ajustando la pelota, al palo derecho.

La respuesta del Levante fue inmediata. Morales, que partió como falso nueve, se desplazó a la izquierda para recibir un pase de Vezo. El Comandante, que echaba de menos metros para correr, se zafó de Raúl Navas, llegó a línea de fondo y centró, preciso, para que Gonzalo Melero, en el aire y con un óptimo giro de su tobillo derecho, empatara. Con Roger recién recuperado de una lesión y sin confianza en Sergio León, Paco López, a la espera de refuerzos en ataque, ubicó a Morales en punta hasta que apareció Roger. Morales siempre que se dejó a caer a banda rompió en velocidad a los centrales.

Con Morales, más activo, y Campaña y Bardhi, dominadores del balón, el Levante arrinconó a Osasuna. El Comandante, Miramón y el propio Campaña protagonizaron tres ocasiones consecutivas que se fueron al limbo. Lucas Torró soltó un latigazo que Aitor desvió a córner pero ahí se quedó Osasuna, víctima del mejor juego de los granota, que mordieron reiteradamente la endeble línea de flotación rojilla.

Raúl Navas completó un partido para olvidar, en el que fue barrido por Morales, interceptando un balón con la mano en el área. Roger, con pocos minutos sobre el campo, lanzó el penalti pero Sergio Herrera, uno de los destacados en los rojillos, lo despejó con la mano izquierda. El Pistolero, lejos de bloquearse con el error, marcó el segundo tanto granota, definiendo bien. Pero la jugada se recordará por la primorosa coreografía con balón de Campaña en el control, en el regate sobre Nacho Vidal y en el pase decisivo a Roger.

Morales marcó el tercero a pase de Roger explotando las debilidades de la decepcionante defensa navarra. Tres goles lleva Morales en dos partidos de LaLiga en un espléndido inicio de campeonato. Buen partido coral del Levante.

Leave a Reply