Las noticias

Calviño anuncia un recorte de la emisión de deuda prevista para este año por la mayor recaudación en 2020

Nadia Calviño, vicepresidenta tercera del Gobierno.
Nadia Calviño, vicepresidenta tercera del Gobierno.EFE

El Tesoro Público anunciará este viernes una reducción de la emisión de deuda prevista en los Presupuestos Generales del Estado para 2021 gracias a que las previsiones de ingresos fiscales del año pasado “se han visto superadas” por la recaudación, según ha avanzado este jueves la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño.

“Mañana mismo el Tesoro Público va a hacer el anuncio y la previsión de emisión de deuda para este año y va a dar esa buena noticia, la de que vamos a reducir la emisión de deuda con respecto a lo previsto cuando se presentó el proyecto de Presupuestos”, ha subrayado Calviño en declaraciones a la cadena Cope.

Conforme a las proyecciones de la ley de Presupuestos Generales del Estado de 2021, la emisión bruta por parte del Tesoro Público registrará este año una cifra récord de 299.138 millones de euros, un 6% más que el ejercicio anterior, mientras que el endeudamiento neto previsto para 2021 asciende aproximadamente a 110.000 millones de euros. Este jueves el Tesoro ha celebrado su primera subasta del año y ha colocado 6.025,35 millones de euros en bonos y obligaciones del Estado, en el rango medio previsto y marcando mínimos históricos en todas las referencias subastadas.

Cuatro trimestre al alza

Por otro lado, Calviño ha destacado que la economía española mantuvo en el cuarto trimestre de 2020 el “dinamismo positivo” mostrado en el tercer trimestre a pesar de la dureza de la segunda ola de la covid. “Nuestra previsión es que el dinamismo y el rebote del tercer trimestre se mantuvo en el cuarto y seguirá acelerándose en 2021”, ha afirmado.

La previsión de la Airef, como explicó esta semana, es que se registre un crecimiento del 1,3% en el último trimestre del año. Pese a ello, Calviño ha avisado: todavía quedan por delante “semanas y meses” complicados, aunque en la segunda parte del año se observará con mayor claridad “una recuperación económica fuerte”, a medida que avance la vacunación frente a la covid entre la población.

El Gobierno espera que el PIB crezca este año cerca de un 7%, lo que, según Calviño, permitiría recuperar una “parte significativa” de lo perdido en la pandemia y ya en 2022 volver a los niveles anteriores a la misma. En términos de empleo, ha apuntado, España “empieza a estar” en niveles prepandemia, como muestran los datos de afiliados de 2020.

Preguntada por si el Gobierno prolongará los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), la ministra ha afirmado que así se hará y que “no se desandará” el camino iniciado en marzo para proteger el tejido productivo, el empleo y las rentas familiares. Este viernes se reúnen los ministerios de Trabajo, Seguridad Social y agentes sociales para iniciar las conversaciones para un nuevo alargue.

Sobre si el Ejecutivo se plantea conceder ayudas directas a los sectores del turismo, el comercio y la hostelería, los más afectados por la pandemia, la ministra ha subrayado que fueron los sectores “más atendidos desde el primer momento”, con una movilización de recursos para ellos de 57.000 millones de euros. Asimismo, ha hecho hincapié en que los ERTE y la prestación para autónomos ya son ayudas directas y ha recordado que Ayuntamientos y comunidades autónomas también están ayudando a estas actividades, a las que habrá que seguir acompañando en los próximos meses “con medidas como las puestas en marcha hasta ahora”.

Respecto al salario mínimo interprofesional (SMI), Calviño ha reiterado que no era el momento de subirlo en las actuales circunstancias, aunque confía en que la situación económica permita retomar la senda de aumento del SMI iniciada hace dos años y medio. En todo caso, ha insistido en que la subida de los salarios no puede poner en riesgo el crecimiento económico y que la prioridad debe ser la de atender a los más vulnerables y a los 1,2 millones de personas que se han quedado sin empleo por la pandemia pese a estar protegidos todavía por los ERTE.

“Nuestra prioridad tiene que ser que estos trabajadores encuentren empleo, que sean readmitidos en sus empresas o que trabajen en otras empresas, y que cuanto antes podamos recuperar la senda de creación de empleo en la que estábamos antes de la pandemia”, ha indicado la vicepresidenta tercera.

Reparto de fondos europeos

Además, Calviño ha expresado su confianza en que España pueda remitir a Bruselas su Plan de Recuperación y Resiliencia, que abarca inversiones y reformas hasta 2026, a lo largo de este mes, una vez se aprueben formalmente los textos legales comunitarios. Sobre los criterios empleados para el reparto entre las comunidades autónomas de los fondos procedentes del instrumento europeo REACT-EU, Calviño ha indicado que se han seguido los mismos criterios utilizados por la Comisión Europea para distribuir los recursos entre los distintos países (personas en paro, desempleo juvenil, caída del PIB, entre otros).

Por otro lado, la vicepresidenta tercera ha defendido que “no es bueno” que haya países o comunidades autónomas que compitan a la baja en materia de impuestos para atraer inversiones porque al final eso supone una pérdida de ingresos para las Administraciones públicas.

“El que las actividades económicas se vayan por razones espúreas a determinados territorios supone el empobrecimiento del sector público. (…) No es buena la competencia a la baja cuando estamos hablando de la provisión de los servicios públicos”, ha afirmado Calviño, que ha destacado que con la última reforma fiscal del PP se dejaron de ingresar unos 15.000 millones de euros que implicaron un 1% más de deuda y déficit.

“Lamentablemente, las expectativas que se generan de que una bajada de impuestos alienta la actividad económica no siempre se convierten en realidad. Por eso hay que andar con cuidado cuando se habla de la gestión de impuestos”, ha subrayado la vicepresidenta tercera, que ha recordado que el Presupuesto de 2021 “no prevé un aumento muy significativo” de los impuestos para no producir efectos negativos sobre el crecimiento económico.

Leave a Reply