Las noticias

Bofetadas, golpes con palos y flexiones: el castigo de la policía india a quien se salta el confinamiento

El primer ministro de la India, Narendra Modi, decretó el confinamiento nacional para frenar la propagación del coronavirus. La medida de contención fue anunciada en la medianoche del 24 de marzo y se alargará hasta el 15 de abril, cuando se cumplan 21 días del encierro. “La única manera de salvarnos del coronavirus es no salir de casa. Da igual lo que suceda, permaneceremos en casa”, declaró este martes en su segundo discurso televisado en menos de una semana.

Durante los días en encierro, como se aprecia en el vídeo, la policía castiga con violencia a los ciudadanos que no cumplen el aislamiento preventivo. Algunos agentes, armados con palos de carga, han golpeado a las personas que paseaban por la calle. Mientras que otros, han optado por obligarles a hacer sentadillas, flexiones y otras formas de ejercicio físico a modo de reprimenda.

India es el segundo país más poblado del mundo, con cerca de 1.300 millones de habitantes. Los expertos advierten de la dificultad que entrañaría evitar la expansión del virus. El sistema sanitario indio sólo tiene una un hospital público por cada 55.000 habitantes, una cama por cada 1.826 y tan sólo cuenta con 40.000 respiradores.

La falta de medios sanitarios es resultado de la inversión mínima del 1,28% de su PIB en sanidad. Además, las insuficiencias médicas condenan al sector más desfavorecido del país. 365 millones de personas que viven bajo el umbral de la pobreza quedan expuestos al coronavirus en entornos insalubres que ya eran caldo de cultivo de enfermedades.

Leave a Reply