Las noticias

Bankinter: “No recibimos peticiones para sacar el dinero a Luxemburgo, aunque sí consultas sobre las inversiones de los clientes”

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa.La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa.Claudio Alvarez

Bankinter registró un beneficio de 130,3 millones de euros en el primer trimestre de este año, lo que supone un descenso del 10,1% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. La entidad ha duplicado las provisiones con las que hacer frente a posible morosidad, que pasan de 55 a 107 millones en el trimestre, de los que 20 millones son “para prevenir a futuro un posible deterioro del negocio por la crisis económica del Covid-19”, según la primera ejecutiva del banco, María Dolores Dancausa.

Según esta directiva, que realizó la presentación de resultados del primer trimestre por vía telemática, Bankinter no ha recibido muchas peticiones de sus clientes para trasladar su patrimonio a Luxemburgo, donde tienen una filial desde 2013. Preguntada por estos movimientos de capital, principalmente procedentes de ahorradores que tienen Sicav (sociedades de inversión de capital variable principalmente utilizadas por grandes fortunas) afirmó: “No estamos recibiendo peticiones de personas que quieren sacar dinero a Luxemburgo. Lo que sí estamos teniendo es muchas más consultas de clientes que nos preguntan acerca de sus posiciones inversoras y cómo adecuarlas a la actual volatilidad de los mercados, y lo que nosotros hacemos es asesorarles con la mejor calidad y el mejor servicio que siempre damos, y ofreciéndoles todas las opciones que tenemos. Pero nada más.”

Tras esta aclaración, Dancausa recordó que “no es realidad la imagen que hay sobre Luxemburgo como un territorio para evadir impuestos y ocultar capital. Nada más lejos de la realidad. Luxemburgo es parte de la UE y de la Unión Monetaria, su moneda es el euro y sus bancos están supervisados por el Banco Central Europeo (BCE), tiene las mismas obligaciones fiscales y normas sobre blanqueo de capitales que España”, afirmó.

No obstante, la directiva sí admitió que la división de banca privada había registrado una caída en el volumen de patrimonio gestionado del 4%, “algo que no ocurría desde 2014”.

Bankinter también ha aclarado que no distribuirá dividendos en el primer semestre de 2020 y que no tomará ninguna decisión sobre la política de reparto de beneficios con cargo a 2020 hasta el menos octubre, en línea con las recomendaciones que el Banco Central Europeo (BCE) ha hecho a las entidades para elevar su capacidad de apoyo a la economía ante la crisis generada por la expansión del coronavirus.

De igual forma, Dancausa ha reconocido que la alta dirección no cobrará la retribución variable debido a que está ligada a la consecución de unos objetivos “enormemente exigentes” que no se van a cumplir por las mayores dotaciones y por la situación sobrevenida. El consejo de administración no tiene asignado ningún bonus, por lo que esta decisión no le afecta.

Sin críticas ahora al Gobierno

En otras ocasiones han sido frecuentes lasa críticas al Gobierno, sobre todo a las medidas propuestas por Unidas Podemos. En esta ocasión, ante las preguntas de los medios, Dancausa afirmó que la pandemia “ha cogido desprevido al Ejecutivo”, pero aclaró que “mis opiniones son irrelevantes. Los gobernantes serán juzgados no por la propaganda o información, sino por los éxitos o fracasos al final del proceso. La sociedad española es más madura de lo que se cree y ahora no es el momento de hacer críticas sino de arrimar el hombro entre todos, frenar la pandemia e iniciar la recuperación cuanto antes”.

La directiva también lanzó dos mensajes claros sobre la situación. Por un lado, afirmó que las medidas que toma su banco para ayudar a sus clientes con dificultados por la pandemia no buscan mejorar su imagen. “No me importa ahora la reputación de la banca; somos el último dique de contención para la sociedad. Si a los particulares les va mal con la hipoteca, la situación llega al banco, si las empresas tienen problemas de financiación, se embalsa en el sector financiero. La banca tiene que responder a lo que necesita la sociedad”. A continuación criticó lo poco que salen los empleados de bancos en los medios “y también van a trabajar con miedo a las oficinas, tienen familias…creo que no hay un reconocimiento externo del valor que aportan”, concluyó.

Por otro lado criticó que se realicen tantas previsiones económicas “cuando la incertidumbre es total. “Es una temeridad hacer previsiones que solo sirven para aumentar el catastrofismo. Yo no lo voy a hacer, creo que debemos esforzarnos en no perder el tiempo con cifras que quedan obsoletas y tomar medidas para ayudar a mejorar la situación”.

En cuanto a los resultados hasta marzo, todos los márgenes de la cuenta crecen. El margen bruto alcanza los 436,3 millones de euros, un 8,2% más, “procedentes en su totalidad del negocio con clientes” .En concreto, el beneficio neto de la actividad bancaria fue de 101,1 millones de euros entre enero y marzo de este año, un 17,4% inferior al de un año antes, por las provisiones. Bankinter mitiga la caída de su resultado por la aportación de su filial Linea Directa Aseguradora, que aporta 29 millones al resultado hasta marzo, un 9% más.

Sobre los planes de sacar a Bolsa la filial, preparados antes de este crisis, el banco no da marcha atrás. “No ha cambiado nada, estamos convencidos de las bondades de esta operación para los accionistas, para Línea Directa y para el banco”, ha asegurado Dancausa, aunque ha reconocido que es probable que las pertinentes aprobaciones regulatorias podrían demorarse debido a la situación.

Hasta el momento, las cuentas no han sufrido por la morosidad que pudiera acarrear la pandemia. El banco logró una ratio de morosidad del 2,58% durante el primer trimestre de este año, frente al 2,87% de hace un año, y apenas siete puntos básicos más que al cierre de 2019. Por su parte, los activos inmobiliarios adjudicados, también experimentaron una “sustancial” rebaja, hasta situarse en un valor bruto de 274,3 millones de euros, frente a los 328,6 millones de hace un año La cobertura de estos adjudicados es del 44,5%.

“Agotaremos las líneas del ICO”

Bankinter ha ofrecido datos de la actividad desde el estado de alarma. Resalta que todas sus líneas de negocio se apalancan en la “potencia” de la actividad digital del banco, que siendo “ya muy sólida” ha crecido “sustancialmente” a partir de la situación de confinamiento. “Así, desde el 13 de marzo la captación ‘online’ de clientes se ha incrementado un 21%”.

“El Grupo Bankinter inicia 2020 mostrando una actividad y un negocio con clientes que mantienen toda la fortaleza y el vigor del pasado ejercicio pese a las dificultades del entorno de tipos actual y el impacto económico, todavía incipiente, provocado por el coronavirus”, ha destacado.

Dancausa dijo que, sin querer ser pretenciosa, “si algún banco tiene capacidad para superar esta situación es Bankinter”. También comentó que el verdadero impacto “no se verá hasta dentro de tres meses porque se ha paralizado una sociedad global que había basado su actividad en la movilidad. Esta crisis no tiene nada que ver con la de 2008”.

Respecto a las líneas del ICO, Jacobo Díaz, director financiero de la entidad, afirmó que en abril acabarían con el cupo que les corresponde de los primeros 20.000 millones en avales asignados por el ICO para financiar a autónomos, pymes y empresas “y la segunda tanda de los otros 20.000 millones, que se asignarán en breve, también los utilizaremos”.

El banco ha resaltado que, a pesar del entorno actual, su negocio “mantiene su tensión y demuestra capacidad para seguir generando mayores ingresos”. La razón por las que en las cuentas de este trimestre se muestran por primera vez de forma separada los resultados de la actividad bancaria y los de Línea Directa Aseguradora, es por cumplir un trámite legal después de que en la pasada junta fuera aprobada la distribución de la prima de emisión entre los accionistas mediante la entrega de acciones de Línea Directa, una vez su futura salida a Bolsa obtenga todas las autorizaciones pertinentes.

El margen de intereses sumó un total de 307,8 millones de euros, que suponen un 14,1% más que a la misma fecha de 2019, “con la dificultad añadida del entorno de tipos”. El margen bruto alcanzó los 436,3 millones de euros, un 8,2% más, con unos ingresos netos por comisiones de 123 millones en el trimestre, que crecieron al 7,6% dando muestra de mayor actividad en los negocios que ofrecen más valor añadido al cliente, como la gestión de activos o el negocio de valores, entre otros. Las comisiones suponen el 28% del total del margen bruto.

Por su parte, el margen de explotación alcanzó 247,3 millones de euros, un 10,3% más que un año atrás, con unos costes operativos que crecieron un 5,6% al incluirse los gastos relativos al negocio de EVO que no estaban hace un año.

De hecho, de no tener en cuenta EVO Banco, los gastos del negocio bancario en España se reducen en un 7% y en un 6% los gastos de Bankinter Portugal. Esto conlleva, según el banco, una mejora “sustancial” de la ratio de eficiencia de la actividad bancaria con amortizaciones, que pasa del 44,4% de hace un año al 43,3% actual, gracias a los mayores ingresos.

Sube el volumen de crédito un 6%

Por lo que se refiere al balance de Bankinter, los activos totales del grupo sumaron a 31 de marzo 86.586,9 millones de euros, un 10,6% más que en el primer trimestre de 2019. El total de la inversión crediticia a clientes ascendió a 61.068 millones de euros, un 9,4% más que a la misma fecha de hace un año.

El crecimiento de la cartera crediticia en España, sin tener en cuenta EVO Banco, es del 6%, cuando el sector, según señala la entidad, ha vuelto a reducir su cartera en un 1% con datos a febrero del Banco de España. Asimismo, los recursos minoristas de clientes cerraron el primer trimestre en 59.289,7 millones de euros, un 15% más que hace un año. El crecimiento de esos recursos en España, sin EVO, es de un 9%, cifra superior a la media sectorial, que crece un 4% con datos a febrero.

En lo que se refiere a los principales ratios, la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) se situó en un 10,23% y la solvencia marcó al cierre del trimestre una ratio de capital CET1 ‘fully loaded’ del 11,47%, 327 puntos básicos por encima del requerimiento de capital que le ha exigido a la entidad el Banco Central Europeo (BCE) para el presente ejercicio.

En cuanto a la liquidez, el ‘gap’ comercial (diferencia entre la inversión crediticia y los recursos captados de clientes) se situó en 800 millones de euros, con una ratio de depósitos sobre créditos del 99,5%. Bankinter prevé unos vencimientos de emisiones mayoristas de 800 millones de euros para este ejercicio, 200 millones para 2021 y 1.000 millones para 2022.

Para afrontarlos, el grupo posee activos líquidos por un valor de 13.600 millones de euros y una capacidad para emitir cédulas por 6.200 millones. Asimismo, el banco ha incrementado en un 70% el número de usuarios de la ‘app’ del bróker, o en un 8% las ventas digitales hasta alcanzar un 43% sobre el total.

Por último, según ha resaltado la entidad, esa “sólida” infraestructura digital ha permitido que desde el inicio del estado de alarma una parte importante de la plantilla pudiera trabajar en remoto, con un total de 5.076 empleados haciendo uso del teletrabajo entre los algo más de 6.000 que componen la plantilla del banco.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Leave a Reply