Las noticias

Ayuso retira a Ciudadanos la competencia sobre las residencias

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha retirado a Ciudadanos la gestión de las residencias de mayores, una de las competencias clave en la gestión de la crisis del coronavirus.

El mando sobre las residencias pasa al consejero de Sanidad Enrique Ruíz Escudero, del Partido Popular. Ciudadanos defiende que la decisión de apartar al consejero de Políticas Sociales y Familia, Alberto Reyero, no se debe a un choque político sino al cumplimiento de una Orden del Ministerio de Sanidad del martes. Pero la realidad es que esa Orden habilita a los Gobiernos autonómicos a intervenir en las residencias privadas y no se refiere a la reorganización de los Gobiernos autonómicos.

La decisión de apartar al consejero de Ciudadanos y darle el mando único al consejero de Sanidad fue filtrada a la prensa el jueves por la noche poco después de que Reyero anunciara que estaba preparando planes para intervenir la gestión de residencias privadas en situación crítica, tal y como contemplaba la Orden del Gobierno central. Según un plan de Reyero enviado a este periódico el jueves un funcionario nombrado por él dirigiría cada residencia en situación crítica mientras dure la pandemia. Su plan no mencionaba que el control de las residencias pasara a la consejería de Sanidad.

El vicepresidente Ignacio Aguado ha atribuido la decisión de Ayuso a motivos para gestionar mejor los centros, tratando de diluir las sospechas de crisis de gobierno. “Se está intentando medicalizar las residencias”, dijo este jueves en la Cadena Cope. “Con los mimbres actuales es imposible (resolver la situación de las residencias)”.

Reyero aseguró este viernes por la mañana en la Cadena SER este viernes que no se siente “desautorizado”. “Se han podido cometer errores, yo también, pero tenemos que ser capaces de solucionarlo y tomar medidas. El problema es un problema de atención sanitaria”, afirmó Reyero en la SER, según la agencia de noticias Europa Press.

Queda por ver si esta decisión supone una crisis en el Ejecutivo autonómico en medio de la pandemia. Según el acuerdo de Gobierno entre Ciudadanos y el Partido Popular, la presidenta Díaz Ayuso no podría destituir a un consejero de Ciudadanos. El movimiento podría deberse a una reorganización de competencias más en medio de la crisis del coronavirus. La declaración del Estado de alarma ha supuesto cambios extraordinarios en la distribución de poder en España. El Gobierno central se ha apoderado transitoriamente de poderes que corresponden a las Comunidades Autónomas.

Y queda por ver qué consecuencias tendrá en la práctica la decisión en la gestión de las residencias, que se quejan de una lenta respuesta de las autoridades para frenar los contagios en sus establecimientos. El virus ha entrado en decenas de geriátricos y ha causado un alto número de muertes.

Leave a Reply