Las noticias

Argelia bloquea dos medios digitales críticos con el régimen

Los sitios digitales argelinos Maghreb Emergent y Radio M, pertenecientes a la misma empresa, han sido bloqueados desde el pasado jueves, según ha denunciado este sábado el editor de ambos medios a través de un comunicado. La noticia se produce dos semanas después de que el periodista independiente Khaled Drareni, de 40 años, fuese encarcelado el 27 de marzo, acusado de atentar contra la integridad nacional. El periodista Drareni, colaborador de Radio-M, solía informar de forma muy detallada sobre las protestas en Argel.

Tanto Maghreb Emergent, especializado en economía, como Radio M, eran dos de las principales referencias entre los activistas del llamado Hirak (movimiento, en árabe). El Hirak nació el 22 de febrero de 2019 cuando de forma inédita, cientos de miles de ciudadanos se echaron a las calles para protestar contra la candidatura del entonces presidente, Abdelaziz Buteflika, a un quinto mandato.

Desde entonces, miles de estudiantes se manifestaban todos los martes y decenas de miles de ciudadanos salían a las calles cada viernes. Reclamaban la independencia de la sociedad civil respecto al poder militar y la regeneración democrática del país. Lo hicieron durante 56 viernes consecutivos hasta que el 20 de marzo, las distintas organizaciones que formar el Hirak decidieron iniciar una “tregua sanitaria” y suspendieron las marchas a causa de la pandemia.

El director de Radio M y Maghreb Emergent, Ihsane El Kadi, indicó por teléfono desde Argel que la razón del bloqueo es “simplemente política”. “Vivimos aún en la era Buteflika. Nada ha cambiado. Es como si él se hubiera presentado a un quinto mandato”. En cuanto al futuro de ambos medios, El Kadi sostiene que van a continuar trabajando con todos los periodistas: “Tenemos mucha gente que nos sigue desde fuera de Argelia. Y también dentro de Argelia pueden seguirnos utilizando una VPN. Así que yo calculo que vamos a seguir contando al menos con la mitad de la audiencia que tenemos ahora”.

En Maghreb Emergent y Radio M trabajan más de una veintena de profesionales, algunos de los cuales son también copropietarios de estos medios, según señala el comunicado.

El pasado 5 de abril Ihsane El Kadi publicó un artículo de opinión sobre los primeros 100 días de gobierno del presidente Abdelmayid Tebún, a quien describió como un “un personaje sin consistencia” que tendrá que hacer frente a la pandemia y a la caída de los precios del petróleo, “la peor situación del país” desde la guerra civil desatada en 1992. “El sistema, constituido más que nunca alrededor del Ejército Nacional Popular, ha elegido a un hombre fachada por sus cualidades de maleabilidad y su ausencia de carisma político”.

La Liga Argelina por la Defensa de Derechos del Hombre emitió un comunicado en el que denuncia “la deriva autoritaria”, “la censura, el acoso a los periodistas” y hace un llamamiento al Gobierno “para que detenga esta campaña, que no hace más que exacerbar el clima de desconfianza y exasperación en estos tiempos de pandemia donde son necesarios la serenidad y la solidaridad nacional”.

El sitio digital argelino TSA, el de mayor difusión del país, también sufrió un bloqueo semejante en 2017, y volvió a sufrirlo desde el 12 de junio de 2019. Tras casi diez meses sin que los argelinos tuvieran acceso a TSA, sus responsables aseguran que desde hace una semana el bloque ha sido parcialmente levantado.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply