Las noticias

Alaska en alerta de tsunami tras un terremoto de magnitud 7,5

Foto satelital

La oficina nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) ha lanzado una alerta de tsunami a todo el Estado de Alaska, Estados Unidos, y en especial a su costa sur, este lunes. El archipiélago volcánico que pertenece a este Estado ha registrado un terremoto de magnitud 7,5 en la escala de Richter a 91 kilómetros de Sand Point, en las Islas Aleutianas. El sismo se ha producido mar adentro, a unos 40 kilómetros de profundidad, ha indicado el Instituto de Geofísica de EEUU (USGS, en sus siglas en inglés).

De momento, no se han reportado víctimas ni daños materiales en la población, según las autoridades estadounidenses. Todo el Estado está en alerta a excepción de Anchorage, la ciudad más grande del estado, ubicada a casi 1.000 km del epicentro. El Departamento de Policía de la localidad de Homer ha pedido a la población que vive en las zonas más bajas que se traslade a zonas más elevadas y ha evacuado dos escuelas, un instituto y dos iglesias, según recoge la emisora local KTOO.

Esta zona volcánica está constantemente amenazada por terremotos. A principios de 2019, un sismo de magnitud 6,1 con epicentro a 54 kilómetros al noroeste del volcán Tanaga y a 129,5 kilómetros al noroeste de las costas de Adak, sacudió las costas de Alaska. Tres meses antes, otro terremoto de magnitud 7,0 al norte de Anchorage ocasionó daños materiales sin muertos ni heridos.

En marzo de 1964 se registró el fenómeno más fuerte registrado en el archipiélago, en Norteamérica y el tercero en magnitud en la historia. El sismo de magnitud 9,2 duró más de cuatro minutos y es conocido en la historia de la geología como el “Gran Terremoto de Alaska”. El temblor ocasionado por el hundimiento de la plaza del Pacífico en la Placa de Norteamérica ocasionó un tsunami de 67 metros de altura que arrasaron con varias poblaciones. Un total de190 personas murieron y los daños ascendieron a 311 millónes de dolares.

Siete años antes, las islas Aleutianas registraron un sismo de 8,6 de magnitud que ocasionó un fuerte tsunami. En este incidente se contabilizaron destrozos en la isla Adak, en Alaska, pero los daños más graves se produjeron en las islas de Hawái cuando la ola gigante las alcanzó cuatro horas más tarde. No se contabilizaron fallecidos por el maremoto, pero un piloto y un reportero perdieron la vida cuando su avión se estrelló mientras informaban sobre la ola gigante cerca de Oahu.

Leave a Reply