Internacional

Al menos nueve muertos en choques entre policía y opositores en Guinea Conakry

Enfrentamientos entre policías y jóvenes manifestantes, este jueves en Conakry.
Enfrentamientos entre policías y jóvenes manifestantes, este jueves en Conakry.JOHN WESSELS / AFP

Al menos nueve personas han fallecido, según el Gobierno, y 16 según la oposición, en los graves enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas del orden que comenzaron en Guinea Conakry en las horas siguientes a las elecciones presidenciales celebradas el pasado domingo y que continuaban este jueves. Mientras tanto, la comisión electoral (CENI) ha publicado los resultados de 20 de las 38 circunscripciones, en las que el presidente saliente Alpha Condé obtiene la mayoría absoluta en 13 de ellas. Sin embargo, su rival, el líder opositor Cellou Dalein Diallo, asegura haber ganado en el cómputo global con un 53% de los votos.

La crisis postelectoral que atraviesa el país de África occidental continúa agravándose y este miércoles vivió una de sus jornadas más violentas con múltiples choques entre policías y jóvenes opositores en las calles de Conakry, la capital. De los nueve decesos reconocidos por el Ejecutivo, seis fallecieron por herida de bala y uno de ellos es un agente de seguridad que fue linchado cuando retiraba una barricada en el barrio de Bambeto. Por su parte, la oposición habla de 16 muertos, 10 de ellos este miércoles. Los incidentes violentos también se repiten en numerosos puntos del país, como en las regiones de Coyah, Kissidougou o en la Guinea forestal.

Este jueves han continuado los enfrentamientos en Conakry y la tensión ha traspasado las fronteras de Guinea Conakry. En las últimas horas se han vivido manifestaciones de protesta contra el presidente saliente frente a las principales embajadas de Guinea, desde Dakar hasta Berlín, pasando por París o Londres, donde se han producido incidentes. En la capital francesa la policía ha dispersado a los manifestantes con gases lacrimógenos. Tanto la Comisión Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) como la Unión Africana (UA), que mandaron misiones de observación, dieron su visto bueno a la jornada de votación, que se celebró lugar sin incidentes mayores.

Alpha Condé, en el poder desde 2010 y quien opta a un polémico tercer mandato después de haber reformado la Constitución para hacerlo posible, lanzó este miércoles un mensaje pidiendo calma y serenidad a través de su cuenta de Twitter. “Por supuesto que habrá un ganador, pero eso no significa que la democracia se vea amenazada o que la paz social se vuelva imposible”, dijo el mandatario, quien añadió que “si me alzo con la victoria, sigo abierto al diálogo y disponible para trabajar con todos los guineanos”.

Por su parte, Cellou Dalein Diallo, derrotado por Condé en 2010 y 2015, denunció que su casa se encontraba rodeada de fuerzas del orden y lanzó un mensaje a la policía y el Ejército tras reiterar que los resultados en su poder, obtenidos por los representantes de su partido en los colegios electorales, le daban la victoria. “Pido a los compatriotas miembros de las fuerzas de defensa y seguridad que hagan muestra de contención” porque “su misión es proteger a Guinea, ejecutar una orden ilegal no es republicano”, añadió en un vídeo difundido a través de las redes en el que aparecía con un retrato de Nelson Mandela de fondo.

Esta crisis postelectoral es el epílogo de una larga serie de protestas protagonizadas por la oposición en el último año en las que ha fallecido al menos medio centenar de personas, 90 según sus organizadores, en contra del tercer mandato de Condé. A medida que los comicios se iban acercando la tensión entre ambos grupos iba en aumento. La Unión de Fuerzas Democráticas de Guinea (UFDG), el partido de Diallo, concurrió a las elecciones aún poniendo en cuestión todo el proceso y desautorizando a la CENI y al Tribunal Constitucional como órganos legítimos para proclamar los resultados, al considerar que eran parciales.

Menos de 24 horas después del cierre de las urnas y sobre la base de los resultados compilados por sus interventores, Diallo se autoproclamaba vencedor en las elecciones y miles de sus militantes se echaron a las calles de las principales ciudades para celebrarlo, lo que desembocó en los primeros enfrentamientos con las fuerzas del orden. El Gobierno reprochó al líder opositor que adelantara unos resultados que no habían sido aún proclamados, advirtiéndole incluso de una posible demanda judicial por ello.

Leave a Reply