Las noticias

Adam Silver: “Estamos ante el mayor desafío de nuestras vidas”

Larry Nance y Cedric Osman, de los Cavaliers, fueron algunos de los primeros jugadores que aprovecharon el permiso de la NBA para que a partir del 8 de mayo iniciaran los entrenamientos individuales y voluntarios en las canchas de sus equipos. La desigual situación sanitaria en Estados Unidos propició que solo dos equipos abrieran las instalaciones en el primer día habilitado para ello después de que la Liga se suspendiera el 11 de marzo a causa de la pandemia. Cleveland y Portland fueron las dos franquicias que abrieron sus canchas. Las condiciones para llevar a cabo los entrenamientos son muy restrictivas. Solo cuatro jugadores pueden estar al mismo tiempo en las canchas. No se permite el acceso a ningún entrenador. Los entrenamientos en grupos están prohibidos, incluso los uno contra uno.

Denver y Sacramento tienen previsto abrir sus instalaciones a partir del lunes 11 de mayo, los Lakers de LeBron James el día 16 y Houston, el 18. El resto de los equipos deben informar todavía sobre el día en que abrirán las canchas para que sus jugadores empiecen a efectuar los entrenamientos individuales.

Los jugadores plantearon sus inquietudes y sus dudas al comisionado de la NBA, Adam Silver, en una videoconferencia. Silver explicó que los entrenamientos en grupo no podrán empezar al menos hasta dentro de tres semanas y siempre en función de la evolución de la pandemia en Estados Unidos y Canadá. El comisionado avisó a los jugadores: “Esto va a ser difícil, y por mucho tiempo. Necesitamos trabajar juntos. Se avecinan decisiones difíciles. Nadie estará de acuerdo en todo. Tenemos por delante algunos días difíciles de negociación colectiva, con realidades financieras sombrías. Estamos ante el mayor desafío de nuestras vidas”. La NBA contempla la posibilidad de que se tenga que jugar sin público incluso la próxima temporada.

También indicó que los propietarios de las 30 franquicias desean que la Liga se reanude, a pesar de que para varias de ellas, desde el punto de vista económico, sería preferible no volver a la actividad esta temporada. Explicó que todavía espera que los playoffs puedan llevarse a cabo con el formato al mejor de siete partidos en todas las rondas y que ello será más factible si se juegan todos los partidos en una o dos sedes. Orlando y Las Vegas son las ciudades favoritas según las conversaciones que han mantenido hasta ahora los dueños de las franquicias. La NBA debería adoptar una decisión antes de junio.

Si un jugador diera positivo una vez que se haya reanudado la Liga, Silver comentó que se esperaría el resultado de las pruebas diarias al resto de los jugadores y en principio no se pararía la competición, ya que estarían aislados en cuarentena.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply