Las noticias

130.000 casos de coronavirus sin justificar en España

Rueda de prensa virtual ofrecida por el ministro de Sanidad, Salvador Illa (a la izquierdai), y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (d). En la pantalla, los periodistas autorizados a preguntar. EFE/MoncloaRueda de prensa virtual ofrecida por el ministro de Sanidad, Salvador Illa (a la izquierdai), y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (d). En la pantalla, los periodistas autorizados a preguntar. EFE/MoncloaEFE

Después de un mes de confinamiento (primero algo más suave, luego lo más extremado posible), todavía el domingo se registraron 3.477 nuevos casos de infección por coronavirus –y ello con todas las deficiencias del sistema de registro actual–, según los datos que dio el lunes el ministro de Sanidad, Salvador Illa. En total, 169.496 casos registrados. Si se calcula un promedio de 10 o 15 días desde que una persona se infecta hasta que desarrolla síntomas lo suficientemente graves como para acudir a un médico (y eso si lo hace), esta cifra nos da la imagen de lo que pasaba cuando se decidió endurecer las limitaciones para salir de casa, aproximadamente. Lo que no hay forma de cuadrar es cómo se contagiaron esas personas. Se calcula que unos 25.000 son sanitarios, y los sindicatos y asociaciones profesionales de las fuerzas de seguridad del Estado afirman que han registrado unos 14.000 afectados. Quedarían unos 130.000 casos por explicar. Entre ellos están los de las residencias de mayores, un agujero negro sobre el que nadie se atreve a dar cifras a nivel estatal. Y el centro de convivencia por antonomasia, que el ministro recordó en su comparecencia: los hogares, lugares donde alejar el contacto es complicado y cuyo peso real en esta pandemia nadie es capaz de cuantificar.

Cuesta que los especialistas den cifras, ni siquiera aproximadas. “El conocimiento impresionístico (basado en la apreciación, no en cifras), que es importante, es que ha habido transmisión dentro y fuera (comunidad) de casa, y en los centros asistenciales”, afirma Miquel Porta, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Barcelona. “Ha habido transmisión en casa y transmisión en residencias. También transmisión en actividades esenciales que han estado funcionando, como servicios de salud, supermercados, etcétera”, dice José Martínez Olmos, ex secretario general de Sanidad con ejecutivos de Rodríguez Zapatero (PSOE) y profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública. El abanico es tan amplio que los dos coinciden en que sigue habiendo transmisión del SARS-Cov-2 en todos los ámbitos, aunque esta se haya reducido hasta el mínimo en el último mes (el 31 de marzo se registraron 9.222 nuevos casos, la mayor cifra hasta la fecha). “Las cadenas de trasmisión que había entre el 9 y el 15 de marzo (muchas silenciosas), más la trasmisión muy alta en residencias y centros sanitarios, explica lo que ha pasado estas semanas.”, afirma Pere Godoy, presidente de la Sociedad Española de Epidemiología.

Joan Ramon Villabí, director de Calidad de la Agència de Salut Pública de Barcelona (ASPB), justifica en parte el peso de los contagios en los domicilios en que “es probable que muchos casos recientes sean los convivientes de los casos leves que se dejaron aislados en su domicilio cuando no había mascarillas, etcétera. Luego muchos vienen de las residencias de ancianos y otros centros sociosanitarios, que estaban muy mal preparados; y, sin duda, algunos son de centros sanitarios”. “Pero es verdad que tenemos relativamente poca información sobre esto”, añade.

Esa queja, la falta de datos y la deficitaria calidad de los que se dan es general entre los especialistas. Ni siquiera el de los fallecimientos es exacto, y el Ministerio de Justicia pidió hace una semana a los registros que le enviaran la información correspondiente sin que haya podido hacer público de momento los resultados. Ante este desconocimiento, “es muy importante, y no solo para los técnicos, que quede claro que el conocimiento más válido y más cuantitativo sólo vendrá del estudio de seroprevalencia”, la proporción de personas que han estado en contacto con el coronavirus, dice Porta. El ministerio anunció que esta semana empezarían las pruebas, previstas para unas 62.000 personas de 30.000 hogares, y que están diseñando el Instituto Nacional de Estadística y el Instituto de Salud Carlos III, pero los protocolos correspondientes todavía no están listos. Se sabe que se harán un mínimo de 600 pruebas por provincia, y que, según su ficha técnica, el muestreo se ha organizado para detectar con exactitud del 95% cuántas personas están o han estado en contacto con el virus si estas son más del 5% la muestra. Eso quiere decir que si en la realidad hubiera menos de ese porcentaje de contagiados, el estudio perdería validez. Por tanto, el ministerio espera detectar al menos ese 5% (unos 2,3 millones de afectados), muy por encima de los 170.000 registrados ahora.

Vinculado al resultado de este estudio hay una segunda iniciativa. El ministerio ya ha pedido a las comunidades una relación de infraestructuras —residencias, hoteles, polideportivos— con posibilidad de albergar a las personas que den positivo en esa u otras pruebas y no puedan mantener las medidas de aislamiento en sus domicilios. Villalbí insiste por eso en “la importancia de los espacios para aislar a enfermos leves que no pueden hacerlo en casa (hoteles, albergues en la feria, etcétera)”, ya que ayudaría a cortar la transmisión domiciliaria.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply